¿Qué es TIC®?

La TÉCNICA DE INTEGRACIÓN CEREBRAL® se utiliza para la resolución del trauma psicológico. Ofrece una altísima eficacia, con resultados rápidos para abordar y solucionar cualquier tipo de fobia, trauma, ansiedad, creencias disfuncionales, obsesiones, etc

Esta técnica es tan eficaz que una vez detectado aquello que causa el sufrimiento, elimina el malestar en pocas sesiones y además mantiene de forma duradera una sensación de serenidad, liberación y tranquilidad respecto a la perturbación original.

La Técnica de Integración Cerebral® o Terapia TIC® soluciona cualquier desajuste emocional requiriendo que los dos hemisferios cerebrales actúen de manera conjunta, con el propósito de resolver los conflictos existentes y de los cuales el paciente normalmente no es consciente.

El tratamiento implica en su mayoría asegurar que ambos lados del cerebro, hemisferio derecho y hemisferio izquierdo, sean capaces de procesar información de forma simultánea a través del cuerpo calloso que los une. (Puedes observar en la fotografía las funciones tan diferentes que realizan ambos hemisferios) Por lo tanto ayuda a generar una integración entre las diferencias de percepción entre los dos hemisferios cerebrales y así permitir que la persona obtenga distintas perspectivas, motivando a que contemple las posibilidades con ambos hemisferios.

Para esto, la TIC® incluye realizar procedimientos muy novedosos entremezclados con procedimientos alternativos, equilibrando así las emociones y comprensión y prestando mucha atención a la manera en que eventos del pasado afectan a la persona, llevando su atención al pasado, presente y futuro.

Lo ventajoso de esta técnica es que no se requieren muchas sesiones para ver resultados y puede llevarse a cabo tanto en adultos como en niños.

¿En qué te puede ayudar TIC®?

  • Traumas de cualquier índole
  • Manejo del estrés
  • Depresión, tristeza
  • Problemas de aprendizaje en los niños
  • Acciones violentas, desde injurias, muertes, ataques físicos, ataques sexuales
  • Perdidas de un ser querido o de cualquier vínculo afectivo
  • Ataques de ansiedad, pánico.
  • Amenaza de una pérdida: infidelidad, enfermedad terminal, desaparición de un miembro de la familia
  • Miedo a de ser despedido, ser rebajado, bancarrota, humillación pública, a volar, a las relaciones, a hablar en público
  • Testigos de una tragedia
  • Fobias
  • Desastres naturales
  • Pensamientos obsesivos, creencias negativas
  • TOCs (trastorno obsesivo compulsivo), etc.

Debido al ritmo de vida que llevamos en la sociedad actual, muchas personas vienen demandando ayuda con su estrés.

Desde Creencias y Mente Positiva animamos a que realicen las TIC® para aliviarlo y trabajarlo, puesto que afecta la aptitud, la resistencia y el rendimiento, obteniendo resultados altamente positivos.

Puedes solicitar más información o pedir cita para una sesión

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe las últimas noticias y cursos